Saturday, March 14, 2009

EL PAPPARAZZI Y EL TABLOID AMARILLO (noticieros de hoy en dia)

( Por Lito Curly) 01-24-05


La envidia y la codicia son la madrastra de el chisme y la patraña
y éstos a su vez son la máxima expresión de espíritus mediocres.
El chisme y la falsa informacion son la diversión y regocijo de las almas sin nombre.
¿Será por eso que el chisme y la mentira siempre son anónimos?
“Dicen que andan diciendo, que dijeron que alguien dijo, que le contaron, etc.”

El charlatán es un pozo - Muy oscuro y malahúero
Indecente y muy mal mozo - Tiene mucho de Q...ro.
Le divierte la cizaña - Y envidia la belleza
Le fascinan las patrañas – Es arquitecto de tristezas.
Ser mediocre es su estilo – Enemigo del talento
Un puñal de doble filo - Es su vida gris lamento.

Está preñado de malicias – Soliloquio de ficciones
Tan sediento de caricias – Más carece de pulmones.
Insípido sus instintos – Macabra sus intenciones
Negro azul su firmamento – Fantasmas sin corazones.

Tiene mente de insecto – Y la desfachatez de una rana
Se las hecha de intelecto - Mas no ajusta ni arana.
Por sus venas corre estiércol – Y su lengua es un microbio
Con su aliento seca el viento – Es su mundo eterno agobio.

Sabe poco de cultura – Casi e igual a un cangrejo
Mide todo a su estatura – Cuanto juzga es su reflejo
Es cobarde y embustero – Albañil de tonterías
Vacío lleva el mollero – Se alimenta -e- porquerías.

El papparazi injuria con su talento – Le falta boca mas tiene hocico,
No habla sino que ladra – Achica por qué él es chico.

El Tabloid(noticieros amarillistas) es un reptil – Siempre ataca por la espalda
Y quien habla a tus espaldas – Solo habla con tus nalgas.

Thursday, March 12, 2009

Pancho Rancho y Emiliano Zabota


Pancho Rancho caminaba taciturno por la orilla de la playa de la Isla de Coney en Brooklyn cuando de repente observó volando sobre él, bastante bajo, dos enormes helicópteros que se dirigían al aeropuerto internacional JFK. En ellos iba el Papa Benedicto XVI que había llegado a Nueva York a celebrar el 200 aniversario de la arquidiócesis de la Gran Manzana, era el mes de Abril del 2008. Pancho, a partir de este episodio seráfico, juraría y aseguraría con su vida que vio al Papa mirando hacia abajo desde su ventana, y que de alguna forma mágica hicieron contacto de ojos. El lo sintió y lo vivió, pero nadie le creía. No por que fuera mentiroso sino por que las probabilidades del hecho eran casi milagrosas. La brisa de la playa salpicaba el aire, y las huellas en la arena que Pancho dejaba al caminar, se borraban luego por la leve brocha del viento.

-Yo vi al Papa en su Papa-coptero- Juraba y perjuraba. Unos no creían y los mas dudaban.

Pancho Rancho era una especie de filósofo callejero, donde la sabiduría de la vida antecedía la sabiduría de los libros, o mejor dicho, la teoría. De padre Salvadoreño y de madre puertorriqueña, había a prendido desde temprana edad a ser independiente en su forma de pensar, cuestionar y analizar todo cuanto leía y observaba, luego lo pesaba prudentemente: Tesis, antitesis y síntesis la formula Hegeliana era su mas fiel aliada. Se daba cuenta que después de llevar a cabo esta trinidad, la síntesis, mas tarde, daba forma a otra tesis, antitesis y una nueva síntesis, ad infinitum. Era así como el conocimiento de la humanidad había evolucionado, de bloque en bloque, de preguntas y respuestas que habrían la ventana para más preguntas y mas respuestas, por lo menos eso era lo que Pancho había deducido de sus andancias por la universidades de la vida. Tenía 40 años de edad y una maestría en antropología universal y una licenciatura en literatura comparativa. Se auto llamaba El Filosofo del Pueblo y como era de esperarlo, la locura siempre andaba a un paso de él, o quizá él andaba un paso adelante de ella, no recuerdo muy bien. Simulaba un Quijote moderno y tierno, y caminar por la playa era su Fen Chui, su Yoga matutino.

Y como no existe Quijote sin su Sancho Panza, Emiliano Zabota, otro soñador e incansable ávido buscador de 20 años, era su fiel pupilo y acompañante. Emiliano era el único que le creía a Pancho el cuento del Papa, pero a su vez, lo empujaba hasta sus estribos con sus preguntas honestas e indiscretas. Discutían por aburrimiento más que por mala leche, y los temas discutidos cubrían todos los ámbitos de la vida, pero el tema favorito de Emiliano Zabota era la política, terreno en el cual Pancho Rancho no le gustaba entrar por que siempre terminaban discutiendo. Ambos adoraban el Rap y el Rock & Roll, la cumbia, la salsa, merengue y la bachata.

-Hablar de política y religión entre amigos siempre termina en enemistad- Decía Pancho todo el tiempo. Sin embargo, movido por una morbosidad imperceptible, siempre terminaban hablando precisamente de esos temas, y siempre terminaban contendiéndose. Siempre discutían largamente en lenguaje vernáculo y eso sumaba humor y credibilidad callejera a sus diálogos.

-¿Óigame don Pancho, que pedo con este presidente que tenemos ahora aquí en los Estados Unidos? ¿No cree usted que este culero está plagiando el comportamiento de otros dictadores Latinoamericanos? Ha violado varios artículos de la Carta de Derechos con la premeditada excusa que hay que exterminar a los terroristas. Ha pisoteado nuestros derechos civiles, y el congreso con una bolsa de kaka en los pantalones, asustado como puta en un boulevard de falos, se tumbó y se dejó coger por este gran cabron de cabrones.¡Estamos chingados! Somos nosotros los que necesitamos protección de este criminal de guerra, y rey del embuste- Dijo Emiliano con su perfecto acento Cholo, tratando de instigar a Pancho, tratando de escuchar su veredicto del asunto.

Pancho Rancho, con la tranquilidad y la añoranza que inspira escuchar La Borinqueña, sabia muy bien para donde iba todo aquel desmadre, y para ensayar al Emiliano, o evadir la platica, le dijo en seco: ¿De que vergas hablas, estimado trouble maker? ¿A cuales artículos de la carta de derechos te refieres?

-Todo se ha vuelto paranoia. ¡Que mierda! Yo no puedo creer que usted no este al tanto, no se me haga el pendejo que usted sabe muy bien a lo que me refiero.-

-Ya vas con tus babosadas otra vez. Si quieres que te diga por que putas no me preguntas directo, sino que me andas siempre por las ramas a lo antropoide. Presiento que no sabes exactamente cuales son esos derechos que dices que el presidentito Jorgito Arbusto ha violado. De no ser así, ya me hubieses escupido la cara enumerándolos uno a uno. Y como dicen en la tierra de tus abuelos, “!pregúntame cabron, pregúntame sin miedo? ¿Hablas acerca del espionaje que este hijo e mil putas ha desatado en toda la nación y rincones del planeta? ¡Cierto? ¡También te refieres acerca de los vestigios de su fanatismo religioso evidente en muchos de sus speeches, verdad?-

Como siempre, Pancho adivinaba los pensamientos y motivos ulteriores de Emiliano, y sin más prosiguió a ilustrarlo. Aquí están, para que dejes de joder de una vez, y por favor no hablemos de política, sí.

Artículo Primero

El Congreso no hará ley alguna por la que adopte una religión como oficial del Estado o se prohíba practicarla libremente, o que coarte la libertad de palabra o de imprenta, el derecho del pueblo para reunirse pacíficamente y para pedir al gobierno la reparación de agravios.

Artículo Cuarto

El derecho de los habitantes de que sus personas, domicilios, papeles y efectos se hallen a salvo de pesquisas y aprehensiones arbitrarias, será inviolable, y no se expedirán al efecto mandamientos que no se apoyen en un motivo verosímil, estén corroborados mediante juramento o protesta y describan con particularidad el lugar que deba ser registrado y las personas o cosas que han de ser detenidas o embargadas.

Cuando Pancho Rancho había terminado su cátedra iluminadora y redentora, Emiliano Zabota, fiel a sus marranerías, le improvisa un golpe verbal fatal. Todo con la noble intención de desviar la atención y ahorrarse agradecerle a su perito, que no es lo mismo que perrito. O tal vez con la jodarria propicia y el humor oscuro de sus debates.

-Oiga don Pancho, ¿usted ‘ta seguro que vio a Benedicto XVI ese día en la playa? Es que desde entonces usted ya no es el mismo, lo veo como apendejado, taciturno, todo el tiempo pensativo. ¿No será que se me esta volviendo loco compa, se le están pelando los cables? Como que se le quiere ir el avión. ¿Que ondas? ¿Que cree usted mi respetado metafísico? Se esta ponienedo un poco loquillo mi estimado gusano-de-libros. I worry too much por usted, I think you might necesitar ayuda.

Pancho Rancho lo miró profundamente a los ojos, aguantando sus emociones con mayusculos deseos de darle un buen bofeton, y le dijo un poco colérico: “Nuestra conversación ha terminado por hoy Emiliano. ¿Por qué tienes que inmiscuir la religión y la politica en nuestras platicas, fucking guy? ¿Por qué que tienes que dudarme culero? ¿Sabes que? Vete pa’ la verga, como se dice en Puebla-York.”

Ambos partieron por rutas distintas, pero tarde o temprano, Emiliano Zabota sabía muy bien donde encontrar a Pancho Rancho: En la bella playa de Coney Island, su hogar favorito.

Jaime El Sicoloco


El otro día hablando con un amigo muy querido mío, me di cuenta de muchas cosas. Resulta que Jaime es psicólogo, especialista en psicoanálisis, y más que nada, psicología criminal. Nos proporcionábamos un par de vinitos tintos argentinos y chilenos, a la par de un tequilita Patroncito Mexicano tal como la ocasión lo requiere. A él también le gusta fumar Monte Cristos o habaneros de preferencia, hecha humo como un tren cuesta arriba. El y Yo tenemos los mismos gustos en cuestión de desenfrenos. Sépase, estilo de vida, sexo y rock and roll, aunque yo ya estoy fuera de circulación, por mis años, responsabilidades y fidelidades domesticas. El es un solteron que viaja a Ámsterdam todos los años como juez ejecutivo del majestuoso carnaval Canabis que se celebra en esa bella ciudad. Viaja por todo el mundo, siempre trae lindas anécdotas de los lugares que visita. Me recuerda a mis años mozos. Tiene 38 años de edad. Se ha educado en las mejores universidades de los estados Unidos. Habla y escribe bien español e ingles, es bilingue cien por ciento, pero no bi-cultural.

Como les contaba, mientras terminábamos la quinta botellita de tinto, me pregunta a quema piel, así a la Sigmund Freud, pero con acento salvadoreño:

"¿Mira, Lito, y si vos no hubieras estudiado donde crees que estuvieras? Me refiero a que, si vos crees que la educación ha influenciado tu forma de ver al mundo, a la sociedad, al individuo y tu forma de actuar."

Yo honestamente, nunca me había puesto a pensar en eso, no sabía que contestarle. Lo pensé un segundo, que con vino significa una hora, y respondí:

"Sí, claro que la educación me ha ayudado a cambiar mi forma de ser, lo contrario significa no haber aprendido nada. Pero también la variable del ambiente, o el contexto donde uno se educa es responsable de mi cambio. O sea, la sociedad en la cual uno se educa, quiéralo o no, determina la influencia que la educación tiene en uno. Hablo de mi caso en particular, y no quiero que creas que generalizo."

Pausé un instante, tomé un sorbo de la copa y, Jaime me observaba, casi invitándome a que terminara de explicarle. Entonces continué:

"¿Imaginate Jaime? En una sociedad que abiertamente celebra el merito individual, y no el linaje o conexiones sociales bajo de agua, una sociedad que si el individuo se esmera y tiene una meta definida puede alcanzar a desarrollar todo su potencial, es sin duda una aditivo al desarrollo educativo de un individuo. Claro lo digo en forma de una metáfora. Y no quiero decir que es una sociedad perfecta por que también tiene sus cagadas. Pero por lo menos valora, si hay talento individual. Si yo hubiese estudiado en cualquier país de centro América y hubiese llegado a ser abogado por ejemplo, tan solo sería el abogado de los pobres y aunque fuese el mejor abogado de mi promoción. Los espacios sociales con sus cuotas promociónales de ascenso son bien estrechas. El poder se mantiene por herencia a través de un sistema social definido por sanguíneas maniobras, evidentes cuando se mira de cerca la misma historia aun presente en nuestros días. Hasta a nuestros hijos les dan el cariñoso apelativo, "El hijo del abogaducho ese!" Negándose a removerles dicha estigma a nuestras futuras generaciones la cual utilizan para mantenerse eternos y seguros en el trono. O sea que estamos hablando de marginación social, de un sistema clasista que antes de uno nacer ya tiene un puesto designado sin importarle tus meritos y talentos innatos. A los artistas los miran de reojo. Si eres poeta te tildan de resentido social, loco, o romántico empedernido, pero si hablas y escribes en el dialecto de ellos entonces te dan un Premio Nóbel. Así son las cosas, o por lo menos como yo las veo," terminé diciendo.

De repente, me doy cuenta que Jaime está anotando algo en su agenda, casi sin ponerme atención. Luego me dice otra vez, por que a él ya con sus tragos no lo puedes sacar del psicoanálisis, solo de esa mierda habla, pero a mí me gusta, que puedo hacer. Lo veo una vez al año y de puro milagro, siempre anda viajando. Sirviendo una copita mas, me mira a los ojos de una forma rara, como queriéndome linchar:

"Vos tenes alma americana, queres a este país. Y estas resentido con la imagen de tu padre, a lo mejor no te criaste con él y es por eso que le hechas la culpa a El Salvador por robarte tu niñez. Te ha puesto que peleas hasta con Dios más de tres veces al día. Y te digo esto por que yo solo te pregunte si la educación ha influido en ti y en tu forma de ser, y tú me sales con esas diarreas verbales. Te recomiendo que nunca practiques la política pues serías la cagada completa. Esta bien que seas educador, pero deja la política aun lado. Ahora contéstame si aun amas nuestro país que nos vio nacer y luego te dejo tranquilo, pues estos tequilitas junto con el vinito ya me están trabando la lengua y vos te estas saliendo de tus casillas: ¿Queres al Salvador si o no?" Dijo con un hipo elocuente.

Sin embargo, yo no necesitaba pensarlo pues nunca lo he dudado, pero mi conciencia cívica es cien por ciento americana y mi coraje, valentía y truchez son salvadoreños cien por ciento. Lo mire a los ojos con ganas de caerle encima por la falta de respeto y el abuso de confianza y conteste con mi corazón:

"Yo soy Salvadoreño -Americano, le guste o no a quien le guste." Soy un Latino de Nueva York, esa es mi Identidad, la que yo he escogido. Soy multicultural como la Gran Manzana. Amo y respeto a todas las culturas del mundo. ¡Soy el Mundo! Estoy orgulloso de mi herencia Cuzcatleca, como lo estoy de mi herencia americana, vía 30 años viviendo en este país. Y vivo mi vida de acuerdo a la Constitución de la USA. Soy ciudadano y gozo de la protección jurídica y todos los derechos que me conciernen."

De repente, Jaime me indica con un gesto que le preste la guitarra, para él dar su diagnostico clínico. No ha parado con sus apuntes en la libreta. Luego, entre tanta nube de humo, y tanta labia sin sentido, me dice seriamente:

"Vos queres tener sexo depravado con tu madre, y queres asesinar a tu padre. Es el típico caso freudiano del complejo de Edipo. También tenes confusión o trastorno de identidad, decís que sos latino, salvadoreño americano, ciudadano del mundo y un montón de pendejadas. Necesitas ir a ver un siquiatra para que te prescriba algún medicamento para tu loquera. Yo por mi parte no seria objetivo y ademas mis consultas son muy caras. Ve a ver un profesional, es grave cabron. Yo estimo que es por eso que escribís tanta kaka, pues quizás te asienta bien sentirte poeta y evadir quien eres en realidad."

Jaime calló por un instante. Yo no estaba dispuesto a seguir dejándolo hablar, y estaba seguro que quien necesitaba un siquiatra era él no yo. Sin la menor exasperación en mi humor, pues ya había divisado las intenciones de mi amigo Jaime, le respondí sinceramente:

"! Estás loco cerote! Y, lejos de la realidad. Yo me reservo el derecho de elegir quien soy, y no acepto ni espero a que otra persona defina quien yo soy. Tu y Freud se pueden ir bien a la muy mierda para Ámsterdam a fumar marihuana o oler coca, y de paso hacen un trío sexual con tu mamá, desgraciado depravado. No me proyectes tus fantasías e inseguridades sexuales hacia mí."

Presto, Jaime comienza a carcajearse a pulmón abierto, que parecía que se orinaba en el sofá. No paraba de reír y hasta el vino en su copa terminó en su camisa. Tenia una señora borrachera, o como decimos en El Salvador, ‘tenía una verguera de los dioses.' Entonces me di cuenta de inmediato que era otra broma, otra trama de Jaime. Yo no lo pude advertir, y termine sirviéndole como cerdito de guinea. Ambos nos soltamos a reír incontrolablemente. Así es la mistad de nosotros, jodona y llena de pruebas sin sentido. Quien se duerme se lo lleva la corriente o termina con una hernia del carajo. Luego, horas mas tarde se despidió y no lo he vuelto a ver, ya hace más de seis meses. Como extraño a mi amigo Jaime, hoy está viviendo en España. Ojala que no siga bebiendo mucho, se pone loco el hijo-e-puta. Lo quiero mucho, como a un hermano, o quizas como a un loco.

Una Noche Angustiosa en Los Niuyores


Golpean las olas a ritmo sonoro y ceniciento sobre las playas de Coney Island y Brighton Beach, Brooklyn. Caminar sobre la arena a pies desnudos es uno de mis gustos mas repetidos. Siempre vengo a recorrerlas cuando estoy triste, cuando estoy alegre, cuando quiero humear, cuando quiero olvidar. Creo que siendo signo Escorpión me ha caído bien vivir cerca de la playa, aminora mis trastornados estados de ánimos. Aquí voy hoy, bien loco y descocado, confundido y abrumado, sin entendimiento. La banda Radiohead en mis audífonos y Paranoid Android suena que suena hasta anonadar mis emociones. La música me hace borrar, olvidar y comenzar de nuevo. Hago una cruz en el aire, una coronita y unas cuantas letras; todo con el humo del cigarrillo y el agonizar de mis pulmones. Cómo adoro la playa.

Camino sobre la arena fría, aun la nieve no se termina de derretir de la tormenta de anteayer. La arena parece un dálmata con parches blancos y oscuros. Mi corazón llora y no puedo pararlo, me asfixia, me destroza. Mi mente cansada y deforme de la mano de mi espíritu se torna un torbellino entristecido. Yo no lo entiendo, pero me dejo arrastrar y envolver en los tentáculos purgatorios del destino.

El silbido de los aviones que vuelan sobre mi cabeza entrando y saliendo del aeropuerto JFK le suman nostalgia a la noche, a este relámpago angustioso. La bella melodía de las turbinas acelera mi desilusión en esta hora de catarsis y lagrimas. Sigo buscando, sigo caminando y, sigo llorando. El susurro de la espuma al contacto con la arena y mis pies desiertos me recuerda que aun estoy vivo, que queda camino por recorrer. Parece un sueño, una película de Buñuel, o quizás de Charles Chaplin en Tiempos Modernos (Modern Times). Las luces al cruzar el mar, provenientes de Far Rockaway, le brindan gloria y honestidad a este soplo de existencia. Todo es nada. Angustia sorda que me arrebata la cordura y templanza, la sonrisa y la paz. Un mal día. Ya el trabajo se ha acabado. Solo quedan sobras, banca rota y más desempleos. ¡Esta cabron!
Grito y no escucho el eco de mi voz sino el lamento de mi epiléptica emocional pues soy orgánico y no mecánico y aunque no quiera: Siento. Tomo un sorbo de mi cerveza y sigo fumando, sigo muriendo. Una vez más, otra vez más y… más. Cuantas veces tengo que morir. Cuantas veces tengo que sentir lo que estoy sintiendo. Cómo me cuesta acostumbrarme. Siempre hay algo que duele. Yo no lo entiendo. ¡Esta cabron! ¡La situación!

El frió inoportuno de la noche cala el mismito tuétano de la vida, de este momento que me desangra las arterias de la fogosidad y el verbo. Sentado sobre la arena, enciendo otro cigarro, de los que te hacen olvidar las penas un par de horas y escribirle pendejadas a las estrellas y a las musas, y de vez en cuando un reto al diablo. Escribo un mensaje en código morsa y se me olvida meterlo en la botella, y río de mi insensatez. La botella de cerveza se ha roto y prosigo a la reserva. Saco la botellita de Goose tamaño bolsillo, y me empino un vodka al seco por despecho y por que quiero. Entre tanto dolor y angustia y el va y ven de las olas, encuentro mi equipaje angustioso colgado de la estrella Polar, me acerco… despacito. Juntos, putiamos y maldecimos a la bolsa de valores, a las guerras, la economía actual y a los malos gobiernos, y luego bailamos sin sentido con la luna entrecubierta por las nubes. La sinfónica del universo es testigo de esta amargura que invade mi interior… y el de muchos. Es una noche de reflexión en los Niuyores.
Los astros y las galaxias me aconsejan paciencia, y el dolor me recomienda costumbre. Me acobijo en los brazos de la belleza del paisaje, que me rinde su amor incondicional. Y me arrojo sobre las olas y nado con todo y ropa puesta, en contra sentido. Es espinoso nadar y seguir nadando sin nunca poder llegar. Hasta la soledad me ha dejado solo, se ha hartado de hacerme compañía, le valió verga mi cariño. El dolor es bilingüe y multicultural ataca por los cuatro vientos. Pero debo ser fuerte, cómo la roca que golpea la ola, cómo Sísifo y el peñasco cuesta arriba una y otra vez, o cómo Job en el pasaje bíblico, que aun no comprendiendo nada a su alrededor, no quebranta su fe del todo. En fin, cómo Jesús en la cruz grito agonizante: “Padre, ¿por que me has abandonado?”


Marzo 11, 2009.
.

Tuesday, March 10, 2009

“Libertad sin oportunidad es un regalo del demonio, y el rehusar de proveer tal oportunidad es un crimen.” Noam Chomsky.

La Democracias, según Neil Postman, no es una cosa, un proceso o una idea. Es una palabra, y su origen puede ser rastreado hasta las ciudades-estados de Grecia. A través del tiempo la palabra Democracia ha sido usada para significar muchas cosas. O sea que su definición no ha sido consistente y ha dependido de quien la eruta. Y hay que recodar que Adolfo Hitler, Benito Mussollini y Joseph Stalin utilizaron la palabra democracia para elogiar las tiranías que gobernaban. Platón por ejemplo, no quería saber nada de ella por que implicaba dar poder a aquellos que, según él, no poseían las fuentes intelectuales ni el vigor moral para gobernar inteligentemente.
Por otro lado, Aristóteles argumentaba que existían tres clases de gobiernos malos y tres clases de gobiernos buenos. Los buenos incluían la monarquía, la aristocracia y un gobierno constitucional; los malos eran la tiranía, la oligarquía y la democracia. Y aunque Aristóteles tampoco creía en la igualdad como Platón, es a él que se le atribuye la curiosa calificación de que “cuando una democracia mala es corrupta, es mejor que la mejor, cuando la mejor democracia es corrupta.” Claro que la palabra democracia para los griegos significaba diferente de lo que significa en estos días. Recordando que en Atenas los que podían participar en asuntos públicos pertenecían especialmente a la Elite, excluyendo mujeres, esclavos, granjeros y en términos generales, todo aquel que se ganaba el pan con el sudor de su frente. De las 350,000 almas que vivían en Atenas y sus vecindades, según Postman, solo 20.000 calificaban como ciudadanos.
Además, los romanos no eran muy aficionados con la palabra democracia tampoco, ya que implicaba la directa participación de la gente. La palabra “democracia” sobrevivió milagrosamente en la civilización occidental durante el periodo Medieval y el Renacimiento; y no fue hasta el siglo diez y siete que volvió a la arena histórica con gran energía cuando la filosofía política revivió el interrogatorio sobre la naturaleza y las fundaciones del estado. Fue entonces que la autoridad política asumió nueva importancia.
A excepción de Machiavello, nos dice el autor, Thomas Hobbes, no muy amigable con la palabra ‘democracia,’puede ser visto como el primer teórico político moderno. Su preferencia era monarquía absoluta. Para Hobbes la función fundamental de un gobierno es mantener el orden público para evitar el peligro mortal, que para él representaba, la anarquía. La democracia, según Hobbes, tarde o temprano terminaría en anarquía. A contraposición de Hobbes aparece John Locke quien en 1689 y 1690 escribió sus dos libros, Dos Tratados Sobre Gobierno. El primero era una condenación de la idea de poder hereditario. En el segundo libro puso a rodar la idea que hasta hoy, se le añade a la palabra “democracia.” Lock afirma que, “el principio de una sociedad política depende sobre el consentimiento del individuo de unirse y crear una sociedad.” Lock introdujo la idea de “Contrato,”prestada, claro, aunque utilizada en contexto diferente, del convenio de los judíos con Dios. Rousseau mas tarde usaría el mismo termino, añade Postman, en su libro famoso El Contrato Social, publicado en 1762.
Como se puede inferir de estos selectos y fragmentarios ejemplos, que yo estoy más interesado en puntualizar que cuando se lee una frase que comienza con la palabra “democracia,” tenemos que poner toda nuestra atención y reflexionar de que se está hablando, y no intento dar una historia detallada de la palabra “democracia.”
No obstante, cuando la palabra arribó de Europa a América no fue recibida con buenos ojos como se ve hoy en día. Los filósofos norte americanos no estaban muy seguros lo que dicha palabra significaba. Más aun, la palabra no aparece en la Declaración de Independencia o la Constitución federal. Al principio aquí en la USA, los ciudadanos no votaban para elegir el presidente, vice-presidente o miembros del senado. Los padres de la nación favorecían una concepción Romana de republicanismo antes que “democracia” griega. Gore Vidal, dice que “los inventores de la nación eran hombres de alto conocimiento y refinado intelecto y no estaban libres de tendencias elitistas.”
Como podemos observar la palabra “democracia” y su positivo significado que le damos hoy no está blindada ni libre de ser utilizada de maneras distintas, que en ocasiones, dan mas la impresión de despotismo mucho mas de lo que nosotros entendemos como ‘democracia.’ Como mencione al principio de este ensayo, que Hitler y Moussollini gritaban en Berlin en 1937 proclamando a los cuatro vientos que “las ‘democracias’ más fuertes y sanas que existen en el mundo son la de Italia y Alemania.” Mientras Stalin clamaba que la Unión Soviética era el régimen más democrático en la historia humana. Claro que hasta estos días, los déspotas utilizan y han utilizado dicha palabra para describir y legitimizar a sus regímenes, que en muchas ocasiones son opresivos y dictatoriales, nada democráticos. Los medios de comunicación están cerdamente, perdón quise decir, cercamente, relacionados con la forma y el significado que hoy le damos a dicha palabra. En estas circunstancias vale la pena tener una concepción propia de que significa la palabra democracia y como podemos salvaguardarnos de no ser engañados. El los próximos párrafos trataré de describir la palabra D y su connotación actual, y como dicha palabra puede ser defendida desde un punto de libertad personal. Dejo claro y entendido que yo no soy autoridad en este campo, hay otros más diestros que yo y mucho más inteligentes que también han escrito sobre este asunto. Lo mío es compartir con ustedes lo poco que he aprendido a través de mis limitados estudios y lecturas, pero no soy político ni deseo serlo.

¿Qué significa la palabra democracia? Según la definición dada accesiblemente por Wikipedia: “Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. En sentido estricto la democracia es una forma de gobierno, de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que todos sus habitantes son libres e iguales ante la ley y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.”
Observamos que en una sociedad democrática somos “libres e iguales ante la ley…” De esta forma hay veces que creemos que con solo nacer ya somos libres, o sea que al solo nacer por derechos naturales o divinos, creemos erróneamente, que somos libres. Pero si pausamos un instante y escuchamos a Lincoln cuando nos advirtió que “la Libertad no era algo natural entre hombres y mujeres.” También él se dio cuenta durante la Guerra Civil de que a menos que todos seamos libres (A través de la educación), nadie podría gozarla con seguridad y que la enseñanza de la Libertad sería uno de los retos mas arduos de la humanidad.
Como resultado, si Rousseau, pensaba que nacíamos libres y que subsecuentemente nos volvíamos dependientes por condiciones adversas, entonces la enseñaza, nota Benjamín R. Barber, sería una forma de preservación. “Construye una pared alrededor del alma de tu niño,” imploró Rousseau en Emile. Y si como Platon argumentaba en Meno, de que nacimos con conocimiento innato, entonces la enseñanza sería una forma de recobrar lo que ya sabemos. Cierto o no, de lo que si estamos seguros es de que nacemos dependientes y necesitamos una educación adecuada acerca de la Libertad. Nacemos egoístas y se nos tiene que enseñar mutualidad. Nacemos con hambre, y necesitamos aprender moderación. Tenemos que aprender todo y poco a poco adquirir tolerancia, civilidad y respeto mutuo. Todo esto tiene que aprenderse y el aprendizaje siempre causa Dolor, pero quizá dolor psicológico. Solo observemos a un niño de tres años cuando se le guitan los fósforos para que no juegue con ellos. Seguramente llorará y brincará, pero si lo dejamos jugar con los fósforos, es posible que queme la casa, la cuadra, la ciudad, o el país completo. Parecido a lo que sucede cuando se da libertad sin educación (me refiero a una educación liberadora y no la educación doctrinadora). Esta educación a ser seres libres nos llevará a ser más activos en la sociedad y por consecuencia lógica a mantener las ruedas de la democracia rodando.
Una “democracia” o para que la palabra tenga sentido se necesita la activa participación de los ciudadanos, al mismo tiempo que el ciudadano necesita estar educado en el arte de ser libre, y no confunda la palabra Libertad, con Libertinaje. “Mi libertad termina donde comienza la del prójimo,” dice cierto refrán. La educación en el arte de ser libre es fundamental para el individuo, la sociedad y el planeta. De lo contrario, el ciudadano fácilmente sería persuadido por líderes carismáticos con oratoria hipnótica que tenazmente obrarían en contra de los principios de libertad del individuo, pretendiendo ser el salvador del pueblo, cuando en realidad lo que buscan es ver sus nombres en un renglón de la historia y no el bienestar del individuo. Una democracia sin una ciudadanía educada es una palabra muerta, y es por eso que cuando escuchamos la palabra democracia, paremos y pensemos de qué clase de democracia se está hablando y quien está hablando. Para ser mas claros, y si utilizamos la información aquí compartida y la aplicamos a nuestro contexto político actual, encontraremos muchas congruencias en las llamadas ‘democracias’ del momento. En mi afán de ser mejor entendido, y que entendamos con ejemplos concretos y abstractos a lo que me refiero, citaré un par de ejemplos:
Al observar el contexto político mundial actual, descubrimos que la palabra ‘democracia y libertad” es utilizada intercambiablemente para justificar las agresiones de un país contra sus ciudadanos, o de un país contra otro país. Guerras sucias son iniciadas con la excusa de promover la ‘democracia’ o la “libertad.” El gobierno de George Bush y el de Inglaterra y otros antes que él, han abusado de dichas palabras para justificar sus acciones en contra de la humanidad. La guerra contra Irak esta basada en una mentira fabricada, pero como muchos ciudadanos norte americanos creen erróneamente que el hecho de nacer los hace libres y que no necesitan ser educados en el arte de ser libres, han sido engañados ciegamente por la retórica hipnótica de los políticos de profesión. Yo conozco un sin fin de personas educadas que no tienen la menor idea de lo que esta pasando ni de lo que son victimas por ignorancia. Han sido educados pero en centros académicos que adoctrinan obediencia, patriotismo ciego y lealtad al gobierno sin cuestionarlo, como que si fuera perfecto y automático. “El ciudadano no debe temer a su gobierno sino el gobierno a sus ciudadanos,” y si este no hace bien las cosas, el ciudadano tiene todo el derecho a derrocarlo. Es una especie de chequeo y balance. Pero no podemos ejercer dicho privilegio si nos volvemos apáticos e indiferentes ante lo que hace nuestro gobierno. Irónicamente, esos que a simple vista andan con banderas gritando y profesando patriotismo, democracia y libertad, son los que menos participan en las elecciones presidenciales. Menos del cincuenta por ciento de los ciudadanos norte americanos asiste a las urnas. Es una lastima. Al preguntarles el por que de su apatía cívica, contestan con una sonrisa casi cretina de que, “somos libres de hacer los que nos de la gana.”Estos son los fanáticos que gente como Bush, o Chavez necesitan para hacer ruido en sus campañas masivas, pues son gentes que carecen de criterio propio y necesitan que alguien piense por ellos. Sumo a Chaves en la ecuación y no quiero decir que el gobierno anterior de Venezuela era mejor que el que tiene ahora, lo sumo por que tenemos que tener los ojos abiertos tanto con las corrientes derechistas como con las izquierdistas. Por suerte aquí en la USA existe una corriente liberadora, con conciencia cívica, enraizada en los principios educativos y liberales muy singular del espíritu Americano, me refiero a todo el continente. No olvidemos que muchos de los grandes Libertadores pisaron tierra norte americana y bebieron de la fuente emancipación: José Martí, Simon Bolivar, Albizu Campos, etc. Aquí existe una cultura de resistencia también, de no haber sido así, los republicanos todavía estuvieran en el poder con cualquier excusa, pues ya hemos visto gobiernos (El PRI) afianzar el poder por 70 años, cosa anti-democratica.
En fin, el gobierno de Bush y el de Chavez es un ejemplo de cómo la palabra ‘democracia’ y ‘libertad’ son utilizadas para fines ulteriores, sean estos capitalistas, socialistas o comunistas. Nos damos cuenta como se le puede mentir a un pueblo con la cara seria, y cómo dichos gobiernos privan a los ciudadanos de sus derechos civiles con la excusa de preservar la dique ‘Libertad o Democracia’. Que paradoja más diabólica. Los medios de comunicación, televisivos, cine, prensa etc. son igual de culpables, pero es de entenderse, pues los propietarios de dichas compañías son magnates que duermen en la misma cama con los dirigentes políticos, o son ellos mismos los dirigentes políticos. Vaya que democracia. Aquí en la USA la gente está despertando de un gran letargo, la clase media ha sido sacudida como por un tsunami, ya la alfombra en la que estábamos parados fue removida de presto y nos hemos enterado que las mismas tácticas que los gobiernos Latinoamericanos han utilizado por largo tiempo para oprimir al ciudadano han sido fabricadas y puestas en practica aquí también. Veremos a ver que pasa con el nuevo presidente Obama, yo le he dado mi voto y todo mi apoyo, pero no quiere decir que no lo tengo en el radar, monitoreando lo que hace y comparando lo dicho con lo hecho, ya que esa es mi responsabilidad como ciudadano. Yo tengo esperanzas de que Barack Obama nos saque adelante, y que recupere la credibilidad alrededor del mundo que con mucho afán y desempeñó los gobiernos anteriores han destrozado. Es un cambio en la política norte americana sin precedentes. Esperemos que el racismo que existe en silencio en Latinoamérica no de motivo de confrontación, pues a Latinoamérica tiende a gustarle todo lo blanco y Europeo y burlarse de lo negro, lo aborigen, o africano, lo digo por experiencia.
Todos debemos hacer lo mismo con nuestros dirigentes políticos, debemos mantenerlos en check como se dice en el ajedrez. No me sorprendería ver a los millonarios carentes de lealtad a la nación y fieles a su filosofía capitalista desenfrenada, remover sus fortunas de los bancos nacionales y esconderlas en los países conocidos como paraísos fiscales sin importarles que es ahora que la nación necesita capital para invertir en nuestro futuro. Es ahora que nos enteraremos quienes han sido y seguirán siendo unos vampiros sin nación y sin lealtad, mas que la lealtad hacia el becerro de oro.
En conclusión, este ensayo apunta a incitar la educación cívica en las escuelas, en nuestros hogares y con nosotros mismos. A educarnos en el arte de ser libres para poder vivir democráticamente, para poder crear una sociedad mejor para nosotros y nuestros hijos. Libres y democráticos, en el sentido filosófico y practico de la palabra. Una sociedad que se llame democrática y no eduque a sus ciudadanos para ser libres y responsables, esta destinada a caer en despotismo y cinismo, como es el caso actual de muchos países del mundo, incluyendo los Estados Unidos. Estoy enterado de la limitación de este pequeño ensayo, y la falta de claridad en muchos puntos, yo solo he tratado de utilizar lo que ha sido escrito ya y lo he organizado par apoyar mis ideas. Sé que también tengo prejuicios que el lector advertirá. Solo intento hacerte pensar lector y no proselitarte o hipnotizarte. Es mas, no creo que este ensayo cumpla con los requisitos académicos necesarios como para llamarse ensayo. Yo lo llamaría una carta de mí para ti: PUBLO. Y como inicie este ensayo con una frase de Noam Chomsky, me veo obligado a terminar este ensayo con sus palabras, “Libertad sin oportunidad es un regalo del demonio, y el rehusar de proveer tal oportunidad es un crimen.”



Bibliografía

Stephen John Goodland: The Last Best Hope: a Democracy Reader. 2001 John Willey &son San Francisco CA
Orr, W, David: What is Education For?

Libertad y Democracia: Gritos de Guerra

“Libertad sin oportunidad es un regalo del demonio, y el rehusar de proveer tal oportunidad es un crimen.” Noam Chomsky.

La Democracias, según Neil Postman, no es una cosa, un proceso o una idea. Es una palabra, y su origen puede ser rastreado hasta las ciudades-estados de Grecia. A través del tiempo la palabra Democracia ha sido usada para significar muchas cosas. O sea que su definición no ha sido consistente y ha dependido de quien la eruta. Y hay que recodar que Adolfo Hitler, Benito Mussollini y Joseph Stalin utilizaron la palabra democracia para elogiar las tiranías que gobernaban. Platón por ejemplo, no quería saber nada de ella por que implicaba dar poder a aquellos que, según él, no poseían las fuentes intelectuales ni el vigor moral para gobernar inteligentemente.

Por otro lado, Aristóteles argumentaba que existían tres clases de gobiernos malos y tres clases de gobiernos buenos. Los buenos incluían la monarquía, la aristocracia y un gobierno constitucional; los malos eran la tiranía, la oligarquía y la democracia. Y aunque Aristóteles tampoco creía en la igualdad como Platón, es a él que se le atribuye la curiosa calificación de que “cuando una democracia mala es corrupta, es mejor que la mejor, cuando la mejor democracia es corrupta.” Claro que la palabra democracia para los griegos significaba diferente de lo que significa en estos días. Recordando que en Atenas los que podían participar en asuntos públicos pertenecían especialmente a la Elite, excluyendo mujeres, esclavos, granjeros y en términos generales, todo aquel que se ganaba el pan con el sudor de su frente. De las 350,000 almas que vivían en Atenas y sus vecindades, según Postman, solo 20.000 calificaban como ciudadanos.

Además, los romanos no eran muy aficionados con la palabra democracia tampoco, ya que implicaba la directa participación de la gente. La palabra “democracia” sobrevivió milagrosamente en la civilización occidental durante el periodo Medieval y el Renacimiento; y no fue hasta el siglo diez y siete que volvió a la arena histórica con gran energía cuando la filosofía política revivió el interrogatorio sobre la naturaleza y las fundaciones del estado. Fue entonces que la autoridad política asumió nueva importancia.

A excepción de Machiavello, nos dice el autor, Thomas Hobbes, no muy amigable con la palabra ‘democracia,’puede ser visto como el primer teórico político moderno. Su preferencia era monarquía absoluta. Para Hobbes la función fundamental de un gobierno es mantener el orden público para evitar el peligro mortal, que para él representaba, la anarquía. La democracia, según Hobbes, tarde o temprano terminaría en anarquía. A contraposición de Hobbes aparece John Locke quien en 1689 y 1690 escribió sus dos libros, Dos Tratados Sobre Gobierno. El primero era una condenación de la idea de poder hereditario. En el segundo libro puso a rodar la idea que hasta hoy, se le añade a la palabra “democracia.” Lock afirma que, “el principio de una sociedad política depende sobre el consentimiento del individuo de unirse y crear una sociedad.” Lock introdujo la idea de “Contrato,”prestada, claro, aunque utilizada en contexto diferente, del convenio de los judíos con Dios. Rousseau mas tarde usaría el mismo termino, añade Postman, en su libro famoso El Contrato Social, publicado en 1762.

Como se puede inferir de estos selectos y fragmentarios ejemplos, que yo estoy más interesado en puntualizar que cuando se lee una frase que comienza con la palabra “democracia,” tenemos que poner toda nuestra atención y reflexionar de que se está hablando, y no intento dar una historia detallada de la palabra “democracia.”
No obstante, cuando la palabra arribó de Europa a América no fue recibida con buenos ojos como se ve hoy en día. Los filósofos norte americanos no estaban muy seguros lo que dicha palabra significaba. Más aun, la palabra no aparece en la Declaración de Independencia o la Constitución federal. Al principio aquí en la USA, los ciudadanos no votaban para elegir el presidente, vice-presidente o miembros del senado. Los padres de la nación favorecían una concepción Romana de republicanismo antes que “democracia” griega. Gore Vidal, dice que “los inventores de la nación eran hombres de alto conocimiento y refinado intelecto y no estaban libres de tendencias elitistas.”

Como podemos observar la palabra “democracia” y su positivo significado que le damos hoy no está blindada ni libre de ser utilizada de maneras distintas, que en ocasiones, dan mas la impresión de despotismo mucho mas de lo que nosotros entendemos como ‘democracia.’ Como mencione al principio de este ensayo, que Hitler y Moussollini gritaban en Berlin en 1937 proclamando a los cuatro vientos que “las ‘democracias’ más fuertes y sanas que existen en el mundo son la de Italia y Alemania.” Mientras Stalin clamaba que la Unión Soviética era el régimen más democrático en la historia humana. Claro que hasta estos días, los déspotas utilizan y han utilizado dicha palabra para describir y legitimizar a sus regímenes, que en muchas ocasiones son opresivos y dictatoriales, nada democráticos. Los medios de comunicación están cerdamente, perdón quise decir, cercamente, relacionados con la forma y el significado que hoy le damos a dicha palabra. En estas circunstancias vale la pena tener una concepción propia de que significa la palabra democracia y como podemos salvaguardarnos de no ser engañados. El los próximos párrafos trataré de describir la palabra D y su connotación actual, y como dicha palabra puede ser defendida desde un punto de libertad personal. Dejo claro y entendido que yo no soy autoridad en este campo, hay otros más diestros que yo y mucho más inteligentes que también han escrito sobre este asunto. Lo mío es compartir con ustedes lo poco que he aprendido a través de mis limitados estudios y lecturas, pero no soy político ni deseo serlo.

¿Qué significa la palabra democracia? Según la definición dada accesiblemente por Wikipedia: “Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. En sentido estricto la democracia es una forma de gobierno, de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que todos sus habitantes son libres e iguales ante la ley y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.”
Observamos que en una sociedad democrática somos “libres e iguales ante la ley…” De esta forma hay veces que creemos que con solo nacer ya somos libres, o sea que al solo nacer por derechos naturales o divinos, creemos erróneamente, que somos libres. Pero si pausamos un instante y escuchamos a Lincoln cuando nos advirtió que “la Libertad no era algo natural entre hombres y mujeres.” También él se dio cuenta durante la Guerra Civil de que a menos que todos seamos libres (A través de la educación), nadie podría gozarla con seguridad y que la enseñanza de la Libertad sería uno de los retos mas arduos de la humanidad.

Como resultado, si Rousseau, pensaba que nacíamos libres y que subsecuentemente nos volvíamos dependientes por condiciones adversas, entonces la enseñaza, nota Benjamín R. Barber, sería una forma de preservación. “Construye una pared alrededor del alma de tu niño,” imploró Rousseau en Emile. Y si como Platon argumentaba en Meno, de que nacimos con conocimiento innato, entonces la enseñanza sería una forma de recobrar lo que ya sabemos. Cierto o no, de lo que si estamos seguros es de que nacemos dependientes y necesitamos una educación adecuada acerca de la Libertad. Nacemos egoístas y se nos tiene que enseñar mutualidad. Nacemos con hambre, y necesitamos aprender moderación. Tenemos que aprender todo y poco a poco adquirir tolerancia, civilidad y respeto mutuo. Todo esto tiene que aprenderse y el aprendizaje siempre causa Dolor, pero quizá dolor psicológico. Solo observemos a un niño de tres años cuando se le guitan los fósforos para que no juegue con ellos. Seguramente llorará y brincará, pero si lo dejamos jugar con los fósforos, es posible que queme la casa, la cuadra, la ciudad, o el país completo. Parecido a lo que sucede cuando se da libertad sin educación (me refiero a una educación liberadora y no la educación doctrinadora). Esta educación a ser seres libres nos llevará a ser más activos en la sociedad y por consecuencia lógica a mantener las ruedas de la democracia rodando.

Una “democracia” o para que la palabra tenga sentido se necesita la activa participación de los ciudadanos, al mismo tiempo que el ciudadano necesita estar educado en el arte de ser libre, y no confunda la palabra Libertad, con Libertinaje. “Mi libertad termina donde comienza la del prójimo,” dice cierto refrán. La educación en el arte de ser libre es fundamental para el individuo, la sociedad y el planeta. De lo contrario, el ciudadano fácilmente sería persuadido por líderes carismáticos con oratoria hipnótica que tenazmente obrarían en contra de los principios de libertad del individuo, pretendiendo ser el salvador del pueblo, cuando en realidad lo que buscan es ver sus nombres en un renglón de la historia y no el bienestar del individuo. Una democracia sin una ciudadanía educada es una palabra muerta, y es por eso que cuando escuchamos la palabra democracia, paremos y pensemos de qué clase de democracia se está hablando y quien está hablando. Para ser mas claros, y si utilizamos la información aquí compartida y la aplicamos a nuestro contexto político actual, encontraremos muchas congruencias en las llamadas ‘democracias’ del momento. En mi afán de ser mejor entendido, y que entendamos con ejemplos concretos y abstractos a lo que me refiero, citaré un par de ejemplos:

Al observar el contexto político mundial actual, descubrimos que la palabra ‘democracia y libertad” es utilizada intercambiablemente para justificar las agresiones de un país contra sus ciudadanos, o de un país contra otro país. Guerras sucias son iniciadas con la excusa de promover la ‘democracia’ o la “libertad.” El gobierno de George Bush y el de Inglaterra y otros antes que él, han abusado de dichas palabras para justificar sus acciones en contra de la humanidad. La guerra contra Irak esta basada en una mentira fabricada, pero como muchos ciudadanos norte americanos creen erróneamente que el hecho de nacer los hace libres y que no necesitan ser educados en el arte de ser libres, han sido engañados ciegamente por la retórica hipnótica de los políticos de profesión. Yo conozco un sin fin de personas educadas que no tienen la menor idea de lo que esta pasando ni de lo que son victimas por ignorancia. Han sido educados pero en centros académicos que adoctrinan obediencia, patriotismo ciego y lealtad al gobierno sin cuestionarlo, como que si fuera perfecto y automático. “El ciudadano no debe temer a su gobierno sino el gobierno a sus ciudadanos,” y si este no hace bien las cosas, el ciudadano tiene todo el derecho a derrocarlo. Es una especie de chequeo y balance. Pero no podemos ejercer dicho privilegio si nos volvemos apáticos e indiferentes ante lo que hace nuestro gobierno. Irónicamente, esos que a simple vista andan con banderas gritando y profesando patriotismo, democracia y libertad, son los que menos participan en las elecciones presidenciales. Menos del cincuenta por ciento de los ciudadanos norte americanos asiste a las urnas. Es una lastima. Al preguntarles el por que de su apatía cívica, contestan con una sonrisa casi cretina de que, “somos libres de hacer los que nos de la gana.”Estos son los fanáticos que gente como Bush, o Chavez necesitan para hacer ruido en sus campañas masivas, pues son gentes que carecen de criterio propio y necesitan que alguien piense por ellos. Sumo a Chaves en la ecuación y no quiero decir que el gobierno anterior de Venezuela era mejor que el que tiene ahora, lo sumo por que tenemos que tener los ojos abiertos tanto con las corrientes derechistas como con las izquierdistas. Por suerte aquí en la USA existe una corriente liberadora, con conciencia cívica, enraizada en los principios educativos y liberales muy singular del espíritu Americano, me refiero a todo el continente. No olvidemos que muchos de los grandes Libertadores pisaron tierra norte americana y bebieron de la fuente emancipación: José Martí, Simon Bolivar, Albizu Campos, etc. Aquí existe una cultura de resistencia también, de no haber sido así, los republicanos todavía estuvieran en el poder con cualquier excusa, pues ya hemos visto gobiernos (El PRI) afianzar el poder por 70 años, cosa anti-democratica.

En fin, el gobierno de Bush, el de Chavez o el de El Salvador es un ejemplo de cómo la palabra ‘democracia’ y ‘libertad’ son utilizadas para fines ulteriores, sean estos capitalistas, socialistas o comunistas. Nos damos cuenta como se le puede mentir a un pueblo con la cara seria, y cómo dichos gobiernos privan a los ciudadanos de sus derechos civiles con la excusa de preservar la dique ‘Libertad o Democracia’. Que paradoja más diabólica. Los medios de comunicación, televisivos, cine, prensa etc. son igual de culpables, pero es de entenderse, pues los propietarios de dichas compañías son magnates que duermen en la misma cama con los dirigentes políticos, o son ellos mismos los dirigentes políticos. Vaya que democracia. Aquí en la USA la gente está despertando de un gran letargo, la clase media ha sido sacudida como por un tsunami, ya la alfombra en la que estábamos parados fue removida de presto y nos hemos enterado que las mismas tácticas que los gobiernos Latinoamericanos han utilizado por largo tiempo para oprimir al ciudadano han sido fabricadas y puestas en practica aquí también. Veremos a ver que pasa con el nuevo presidente Obama, yo le he dado mi voto y todo mi apoyo, pero no quiere decir que no lo tengo en el radar, monitoreando lo que hace y comparando lo dicho con lo hecho, ya que esa es mi responsabilidad como ciudadano. Yo tengo esperanzas de que Barack Obama nos saque adelante, y que recupere la credibilidad alrededor del mundo que con mucho afán y desempeñó los gobiernos anteriores han destrozado. Es un cambio en la política norte americana sin precedentes. Esperemos que el racismo que existe en silencio en Latinoamérica no de motivo de confrontación, pues a Latinoamérica tiende a gustarle todo lo blanco y Europeo y burlarse de lo negro, lo aborigen, o africano, lo digo por experiencia.

Todos debemos hacer lo mismo con nuestros dirigentes políticos, debemos mantenerlos en check como se dice en el ajedrez. No me sorprendería ver a los millonarios carentes de lealtad a la nación y fieles a su filosofía capitalista desenfrenada, remover sus fortunas de los bancos nacionales y esconderlas en los países conocidos como paraísos fiscales sin importarles que es ahora que la nación necesita capital para invertir en nuestro futuro. Es ahora que nos enteraremos quienes han sido y seguirán siendo unos vampiros sin nación y sin lealtad, mas que la lealtad hacia el becerro de oro.

En conclusión, este ensayo apunta a incitar la educación cívica en las escuelas, en nuestros hogares y con nosotros mismos. A educarnos en el arte de ser libres para poder vivir democráticamente, para poder crear una sociedad mejor para nosotros y nuestros hijos. Libres y democráticos, en el sentido filosófico y practico de la palabra. Una sociedad que se llame democrática y no eduque a sus ciudadanos para ser libres y responsables, esta destinada a caer en despotismo y cinismo, como es el caso actual de muchos países del mundo, incluyendo los Estados Unidos. Estoy enterado de la limitación de este pequeño ensayo, y la falta de claridad en muchos puntos, yo solo he tratado de utilizar lo que ha sido escrito ya y lo he organizado par apoyar mis ideas. Sé que también tengo prejuicios que el lector advertirá. Solo intento hacerte pensar lector y no proselitarte o hipnotizarte. Es mas, no creo que este ensayo cumpla con los requisitos académicos necesarios como para llamarse ensayo. Yo lo llamaría una carta de mí para ti: PUEBLO. Y como inicie este ensayo con una frase de Noam Chomsky, me veo obligado a terminar este ensayo con sus palabras, “Libertad sin oportunidad es un regalo del demonio, y el rehusar de proveer tal oportunidad es un crimen.”



Bibliografía

Stephen John Goodland: The Last Best Hope: a Democracy Reader. 2001 John Willey &son San Francisco CA
Orr, W, David: What is Education For?

Monday, March 9, 2009


Himno de Jiquilisco.(Por Lito Curly) 01-07-2005

El aire y el fuego que corre por mi cuerpo incrementa tu recuerdo Jiquilisco, terruño adorado.
Trato de abrazarte con mi voz ya que mis manos no alcanzan.
Tu nombre está bordado en cada uno de mis pliegues Jiquilisco, soy retoño de tu vegetación, nací en tu regazo.
!Jiquilisco! Eres la bandera de mi pecho, tejída con sustancias de torogozas esperanzas.
!Jiquilisco! Eres la cuna fragante que me vió nacer
!Jiquilisco! Desde esta lejana cima te muestro mi rostro
!Jiquilisco! Mi fogata arde con tu recuerdo, viertes en mi cataratas de gozo.Estrechame en tus magneticos y fecundos brazos Jiquilisco.
!Jiquilisco, Jiquilisco! Tu lúz ilumina mi linterna en esta noche sin fín, libidinosos dardos son mis palabras es la sangre guerrera de mi gente que no cambiaría por nada.

Nuevos vientos soplan mis palabras es el espíritu y coraje de un pueblo a maxima velocidad. El aire y el fuego que corre por mi cuerpo incrementa tu recuerdo Jiquilisco, tierra de mi alma. El bullir de la madrugada, el rodar de las carretas
El pisar de los caites en el polvo. Los silbidos en la distancia, el resonar de los cascos de bueyes sobre el empedrado. Las bromas a gritos. Los vitoreos de las campanas de la iglesia anunciando misa.
El canto del gallo y su sinfonía, el perro en el patio latiendole a un nuevo día.
El gato en el umbral del tejado, la luna ya duerme el sol ha llegado.!Jiquilisco! Llevo las manos manchadas de marañón, mango, almendra, flor de izote y teberínto.
La sabia del Jiquilite da un peculiar sabor a mis palabras, sangre guerrera de mi gente que no cambiaría por nada.
!Jiquilisco escribo en el cielo, en las calles, nuves y en el sol, ya sea desde Toronto, Los Angeles, Houston o Nueva York. !Jiquilisco grito tu nombre y el viento entona esta canción. !Jiquilisco! pienso tu nombre y las memorias abruman mi visión.
!Jiquilisco! eres la energía que vitaliza este corazón.

Jiquilisco los ríos de tu sangre corren por mis venas, tus barrios, colonias y cantones son parte de mi anatomía. Jiquilisco eres único, especial y grande, tuya y mía es la bahía. Jiquilisco donde quiera que voy tu honor llevo en la frente. Jiquilisco donde quiera que estoy tu amor tengo presente.!Jiquilisco, Jiquilisco! Como te extraño, pienso en tí y me erizo. !Jiquilisco, Jiquilisco! Pertenesco a tu rebaño, he aqui, mi amor yo confieso.
!Jiquilisco, Jiquilisco! Grito tu nombre y tu gente entona esta canción.
!Jiquilisco, Jiquilisco! Jiquilisco de todo corazón.

Para mi linda gente de Jiquilix City, como le llamamos en los newyores a mi linda tierra de Jiquilisco, La Bahia. Desde Brooklyn para todo el mundo.
Azael Vigil(lito curly)

!Ponte las Pilas!

! Ponte las Pilas! 03-24-1990 from Lito Curly Album


Cuando sientas que te sumerges solo
Tal una ancla hasta el fondo del mar
Cuando el reloj se ha parado
Cuando tenía que caminar.

Cuando sientas al mundo vomitarte al vacío
Y camines desnudo por la ciudad
Hambriento y con frío
Cuando los rayos del sol
Oscurezcan tu visión
Y el llanto de la luna te sofoca
Las arterias del corazón.

Cuando las nubes te parezcan
Negras aves al acecho
Y la lluvia lava hirviendo
Que araza por tu pecho.

Cuando los árboles te recuerdan
Que eres leña en la llama eterna
Mientras el negativo de tu vida
Desvela agonía, desazón y caverna.


Cuando la poesía, teología o filosofía
Han rebalsado tu razón
El bombardeo de teorías
Te ha secado las energías
Para poder salir de dicha trabazón.

Cuando el aire se te vuelve irrespirable
Y no quieres hablar sino gritar
La muerte se te hace palpable
Le temes y aun, la quieres tocar
Con ella jugar, sin esperanzas de ganar.

Detente, piensa, medita
Recupera el ancla a toda costa.
A flote regresa
Dale cuerda al reloj
Ponle nuevas pilas.
¡Ponte las pilas!
Agiliza tu mirada y no te confundas
En mascaradas.

Jinetea el caballo sin caerte.
Escucha tu alma
Y oirás el eco de tu propia filosofía
Oídos sordos a segundos y a terceros
Pues esta es tu vida
Y la mía.

A partir de entonces
El aire será fresco y fragante
Ya todo habrá pasado
Solo fue un mal instante.
Y si caigo me recojo
Y sigo adelante.

¡Ponte, las pilas!

Que Alegria Verte Feliz


Alegría verte feliz conjugando espíritu y materia
Todo adquiere matiz, aroma y sentido
Hasta la insensatez de lo inexplicable
Y la perfección de lo impuro, lo mitifico

Las piedras cantan gotas de lluvia milenaria
Y el sendero danza ante tus ojos sin neblina
El pájaro y el árbol son cómplices que anidan
Misterios de la nada y del todo, silencio

Alegría verte feliz engalanada en tu propia epidermis
La luna y las estrellas en su fogata nocturna
Revelan los secretos del zodíaco
Y tu intuición los descifra con un suspiro

La mar y la ola hacen el amor cada segundo
Sobre la roca, sobre la arena, sobre tu cuerpo
La espuma avienta un grito de parto
Y nace una poesía con yodo y sin sal

El sol eternamente enamorado de la tierra
Se la come con los ojos a ritmo de mariachis
Serenata celestina, armonía de caos
Y tú, triunfante, al frente de la Galaxia

Alegría verte feliz cabalgando el potro de tu existencia
A pasos de orquídeas y crisantemos
Con el viento de tu espíritu en popa
Y el infinito horizonte a tu favor

Nada puede detenerte, ni la gravedad, ni el espacio
¡Big Bag! ¡Big Bang!Ya no existen teorías
Solo quedó la empírica y la dialéctica colgada
Del dedo meñique del Creador, de tu alegría

Tú, siempre tú, ya el dolor y la angustia
Que causa estar vivo, se ha acostumbrado a ti
A tu alegría, a tu nueva coraza, a tu vigilancia
A tu deseo rotundo de ser feliz.

Que alegría verte así.
Te lo mereces.

Por que me escupes sin concerme?

¿Por qué me escupes la cara cuando intento a ti acercarme?
¿Por qué bofeteas mi rostro con tu mano fría de piedra?
¿Por qué mis palabras te hieren y te hacen hervir la sangre?
¿Por qué no alcanzan los besos y se pierden en la hiedra?

¿Por qué insultas mi alma por ser libre como el céfiro?
¿Por qué arremetes perfidias hacia mi noble corazón?
¿Por qué barajas tus dudas y me achacas tu martirio?
¿Por qué si lo único que hago es cantarte una canción?

¿Por qué ultrajas la bondad y traicionas al amor?
¿Por qué tanta rabia fría circulando por tu cuerpo?
¿Por qué rechazas mis versos que intentan darte calor?
¿Por qué será que estás vivo o será que ya has muerto?

¿Por qué mejor no cantamos un salmo a las estrellas?
¿Por qué no agarras mi mano y brincas fuera del abismo?
¿Por qué insistes en tus ciegos flageles tristes y querellas?
¿Por qué sigues tan inquieto y desconforme contigo mismo?

Fieras Eroticas



Fieras Eróticas.

Sensaciones espasmales recorren mi cuerpo
Como bandada de fieras eróticas
En un sensual paraíso.
No hay hachís comparable
A las visiones que superan mi mente
Tocada por las alas rotas
De tu sexo en flor.

Estático, embriagado
De ensueño y de misterio
Las palabras de mi boca
Escapan sin resonancia
Solo para perderse en el silencio
Tal si fuesen pétalos de rosa
Desojada por el viento.

Tu carne grita hambrienta de amor
Agitando a mis labios
A un deleite pecador
Que desborona mis adentros
Y trastorna mis sentidos
Como golpe centella, como golpe centella.

Sensaciones espasmales transitan mi sangre
Como multitud de glóbulos libidinosos
En un olimpo hiperactivo
Volviéndome sumiso e idolatro
De tus caderas en acción
Y de tus tetas abofeteando mi cara
Sin ton ni son.

Fieras eróticas agitan mi pecho
Erigiendo el dedo índice de mis deseos
Que ciegos apuntan estrellarse
Contra la gloria que habita entre tus piernas
Nido mágico, jugosa y sabrosa caverna.

Como nos une...El amor


Cómo nos une el hambre y la sed, el sufrimiento y sus causas
La distancia, la soledad, el sueño y la noche
Cómo nos une el pecado, el haber nacido, el estar vivo
La razón y los sentimientos, la azúcar y la sal
El sudor de nuestras frentes, el oro y la cal

Cómo nos une el universo, las olas y la luna, el sol y las estrellas
El suspiro que robamos a la existencia y los problemas cotidianos
Las sonrisas y los llantos, nuestros triunfos y fracasos
Nuestras ansias de ser felices, las mordidas y los besos
El fútbol, ajedrez, el poker, el billar, azar: la apuesta

Cómo nos une el miedo, el asombro al abismo
El vértigo que causa ser Tú y Yo
Cómo nos une lo absurdo, las creencias y las dudas
Dios y la naturaleza, el camino y la vereda
Los volcanes y las huellas de un clavel

Cómo nos une el amor, el sexo y la feria
El cementerio, el barro, los abrazos que nos negamos
Los besos que no se dieron y los te quieros ya olvidados
Las riñas de aburrimiento, la buena fe que profesamos
Las controversias que comenzamos, las caricias que asesinamos

Cómo nos une el pasado, el presente y el futuro
Las palabras y los números, las riquezas y las pobrezas
El dolor de estar vivo y la alegría de no estar murto
Cómo nos une la vida brothers y sisters
Mas de lo que imaginamos, mas de lo que comprendemos

Cómo nos une un poema o una canción
La herencia de la estirpe y las arenas del desierto
Como nos une el circulo, el triangulo y su hipotenusa
El punto y la coma, el paréntesis y la pausa
El verbo, el sonido, el silencio y su murmullo

La monotonía del momento, la muerte de un segundo

Cómo nos une el karma, el fuego, el agua y el aire
El bosque, los ríos y, el cantar de los gorriones
El revoloteo de golondrinas y las lágrimas de la nube
Las sonrisas de unos niños y las tristezas de otros
El amor de una madre y el cariño hacia ella.

¡Como nos une el espíritu!

I Am the American Spirit




I am the American Spirit
I wrote this assay for my Political Science class in 2007.
After reading, American: Beyond Our Greatest Notion, by Christ Mathews (2002), I was reminded of all the great people that helped built the character and drive of our Nation, and its extraordinary people. The author somehow connects the reader directly to what it means, and feels to be an American. During the rough times that we are going through, namely, Global terrorism, and national confusion, that threaten our Democracy, it is very easy to forget all those who struggled before us, to give us the kind of rights and freedom which we now posses. As an American, “the constant rebel” in me sprang forth asking and screaming for “freedom from fear, freedom of worship, freedom of speech and expression, and freedom from want” (Matthews, 2002, p.183). All equally important to me because I can not have, say, freedom of speech or freedom of worship and still be slave to fears. By the same token, I cannot be free from fears and still be tied to wanting. I think these freedoms precede and guaranty the freedom to pursue happiness, which the founding fathers wisely bestowed upon us.
“To understand Americans, start with the fact that we are a self- made country” (Matthews, 2002, p.27). As an American, I do believe I have the opportunity to be who I want to be, and recreate myself. But things are not as easy as they look on paper. One has to go out there and knock on many doors, before one finally opens. In other words, one have to create the opportunity, it is not freely given. However, if you really want to better yourself, and believe in hard work and discipline, then America is the place where you can realize your dreams. No other place on Earth would give you the opportunity to create a path to fully develop your inner potential, so you can get to be whatever you want to be. Here you can move up the social ladder, if you have it in you. In other countries, like in South America for example, this is virtually impossible. I guess that is the American mystique that attracts so many immigrants to come here. I know that is why I came here twenty-five years ago when I was a teenager.
The Underdog: I know a person who came to America when he was fourteen years old. At the age of seven he lost his mother in a car accident, and his granny, already fifty years old, raised him. He never met his father. He stopped going to school in the seventh grade because he had to find a job, so he could help his granny and his other three siblings. Tired of working under miserable conditions for long hours and low pay in the cotton fields of central El Salvador, he opted for emigrate to the United States. He came to New York speaking Spanish only. He taught himself (with only a dictionary) how to speak, read and write English while working in coffee shops all over the city. He became American citizen years later, and enrolled in a GED course trying to pursue a college education (his childhood dream). He got his GED and went on to college. With hard work and dedication, he got a Liberal Arts degree, and is now pursuing his Bachelors in Bilingual education. As you may sense, this poor fellow has been, and still is, striving against all odds to better his life. I hope he succeeds. I know he will.
Pioneers: America is well known around the globe for being the pioneer in many achievements, the Democratic experiment for example. And if I have to select an American challenge for all of us to move forward collectively “to push the envelope.” I guess the challenge would be to dare rescue our beloved Democracy from its kidnappers, or how Cornell West (2004) calls them, “The Plutocracy, and the fundamentalist gang.” The political confusion and polarization these days is such that it is very hard to distinguish who is telling the truth or what is the truth, especially when the Media outlets are being use to keep us frozen and paranoiac, which is how I feel. We as people, as American, must demand more clear explanations from our government officials’ doings. We must demand more truth telling and accountability from all news channels and newspapers. In addition, we must demand honesty and ethic from all our local political representatives. If we do not do that, I am afraid we deserve to be punished. We must come together and help push the wheels of our Democracy so it can continue moving forward. Otherwise, it will remain fixated on September, but October will never arrive. Let us try all over again as good American that we are, and make “a government of the people, for the people,” as opposed to a “Government of the haves, for the haves more.” Perhaps this sounds like a dream out of utopia, but dreams do come true here in America. Let’s come together and save our “embryonic” Democracy.
Optimism: “Franklin Delano Roosevelt would place his extraordinary mind and spirit behind a bold plan to reverse the nation’s deteriorating conditions” (Matthews, p, 181). When the nation was going through great stress due to the Great Depression and World War II, “it was this man indomitable optimism that convinced the country it could prevail against the worst economic and military threats in its history” (p, 180).
According to Matthews, FDR was the best president of the twentieth century, not because he was clever at deceiving the American people, as the majority of today’s politicians do, but because he believed in the spirit of our nation. Although he suffered from Polio, his warrior spirit and optimism kept him on his feet guiding our nation out of dark times. Who will dare follow FDR footsteps, and protect Democracy abroad without undermining Democracy here at home? Where is the new breed of Abraham Lincolns, Thomas Jefferson’s or JFK’s? Are they hiding under their sheets trembling with fears, shitting in their pajamas? Did they sell their spirit to corporate elites as Cornell West (2004) has point out? Have they been arrested, secretly and cowardly, via Patriot Act accused of freely ventilating their views (or what they, “Capitol Hill Gang,” paint in their favor as treason) about the present administration? I guess we will never know. I do hope, however, that in the near future America return to be what it has always been: The star that shines and guides the lost sailors at the Sea.
Mathews’ book reminded me how proud I should be to be an American, and all the benefits and responsibilities that that entails. Here I am exercising some of my privileges. I am the American spirit Christ Mathews talks about in his book, and it is my duty to remind my country men of theirs. Where is your American spirit?

Buscando Tu Amor

BUSCO TU AMOR



Desde la atalaya de mis emociones en vuelo
Mi espíritu lacerado, urdimbre hostil
Busco el opulento tesoro de tu tersura de moaré
En mi Orfeo intento, los resabios mas lóbregos
Abatanar isócrono, sacuden mi palpitar.

La fogosidad de la hora gorgoritea en mi pecho
Como tórtola que turbe la uniformidad del silencio
El duro golpeteo de la vida
Fiebre de cavilaciones, belicosa diana matinal
Triángulos, rombos, cuadriláteros y pentágonas
Y tú, con tu presencia en cruz, limitada ante mis ojos.

Ven a mí, con tu aurora metálica y vibrante
Asómate en mis visiones con tu cenicienta voz
Con tu suave rosicler.
Llena mi corazón de júbilo y añade a mis versos
La armonía de arpa de tu cuerpo al caminar.

Aminora los melifluos acordes de mi pensar y mi sentir
Libérame de esta penuria, este vulturno de plomo y ser
Palpa en el lienzo de mi piel tu suprema delectación
Antimonio protector, soplo celestino
¿Donde estas? Te busco y me esquivas.
Te tengo y no te tengo.

Termina de llegar con tu susurro glutinoso
Y el nácar perfecto de tu lira
Así acampar esta tempestad, esta íngrima vida
Venerando el pedestal de tu silueta en guarda.

El Politico de Carton


El político sabelotodo, el político de cartón
Con retórica de lodo, y catedrática –e- zafacón
Con honores graduado de la universidad san Matón
Engreído y agrandado mediocre filósofo del montón.

Victimario, esclavo y victima de la torre de marfil
Mamarracho de mercado microbio sin perfil
Que propaga la ignorancia al mil por mil
Envenenando estudiantes con su cráneo vil
Enemigo asolapado del mundo juvenil.

El político del montón y mirada plástica
Títere sin corazón y sangre rustica
Héroe de la sinrazón y la falsa mística
Embusteros de profesión y alma anémica.

Sabio de sarcófago y visión decadente
Falaz intelectual renacuajo petrificante
Carcomiendo el espíritu cuerpo y mente
Sin vocación humana, noble o docente.

Obtuso erudito de la mediocridad
Recluso ramero de la oscuridad
Hábil arquitecto de la decepción
Políticos, politiquillos pero solo de cartón.

A Borinquen con Amor




Siento tu dolor Puerto Rico
Y reconozco tu bravura de huracán caribeño.

Sirena Borinqueña, princesa del Caribe
Con un beso de maíz, café y caña
Llego y grito ¡Puerto Rico vive!

¡Bellísima trigueña!
¡Borinquen luz de flor!
¡Borinquen luna llena!
¡Borinquen de mi amor!

Son tus bellos ojos
Arco iris al amanecer
Y yo me pierdo en ellos
Hasta ya más no poder.

¡Tengo dolor de patria!
¡Hambre tengo de justicia!
¡Por qué la suerte es ingrata!
¡Y nos vende a la codicia!

Mientras andaba por la vera del camino
Acampe en tu corteza.
San Juan fue mi hospedaje
Y mi sombra de equipaje.
Aprendí de tu gente y su naturaleza
Las playas, las arenas y toda su franqueza.

Conocí tu ritmo, tu danza y tu cultura
Ingerí tu talento, a sorbos moribundo.
Descubrí el faro celestino de toda tu hermosura
Añadí tu geografía, tu verbo, a mi mundo.

Ruge Puerto Rico en mi alma
Ruge Puerto Rico en New York
Ruge Puerto Rico en España
Ruge Puerto Rico en El Salvador.

A Castrated Childhood

A Castrated Childhood: The Cry of a Nation
Por: Azael Vigil


Once again Maximus Salvador woke up in a pool of sweat. The nightmares he once thought were gone keep coming back to him stronger than before. There are times when he wishes that he could just forget, and not even think about what he dreams every night and just continue the day, normally, like everybody else. However, his dreams are so strong that the images, words, and every emotion in them, instinctively keep beating the drum of his fate, whether he likes it or not. His dreams most of the time are full of life, optimistic visions that brings him peace of mind, creativity, humanity and hope. Yet, three to six days a month, Maximus finds himself fighting Dragons, Hydras, Evil, Hatred and the demons of his past as well as his present.
His dreams sometimes turn into nightmares, then; he becomes disoriented, like a lost child in an empty dark monastery, not knowing where the exit door is or what saint to pray. Today, there he is lying in bed. He looks as if he was coming up from the depth of an Olympic swimming pool, barely making it to the surface. His face seems frightened, and his eyes are red scarlet. His whole body appears to be paralyzed with fears, drenched in panic. He grabs his face with both hands feeling astounded, and psychologically beaten, as if a train has ran over him. Slowly, he begins to decipher the images of the recent dream, not knowing or expecting what he is about to unravel.
Maximus Salvador has the candid habit of writing down all his dreams the morning after. His diary is full of them. He begins reliving, seeing his dream all over again. With a pen in his left hand, still trembling he starts to write in the present historical tense:
“My friends and I are playing soccer on the street. The streets are built with cobblestones, beautifully shaped like the ones in the Romans’ period movies. A bunch of men wearing masks, all dressed in black uniforms arrive in a red Ford pick up truck, and start beating us for no apparent reason. They are beating us with the butt of their M 16. Blood is all over the cobblestones on the street, I can see blood puddles all around me. It is happening so fast, nobody in the neighborhood is aware of what is going on. In a matter of seconds, everything changes. They hit me on the back of my head with I do not know what, I think it is a punch, and I fall to the floor. I can see how they keep kicking Santiago, one of my friends, even thought he is no longer moving. I think they have killed him. As I turn to see the rest of my friends, they are being dragged, and thrown into the bed of the red truck. Then a big black boot hit my entire face and gushes of my innocent blood drips all over the floor. I lose consciousness, but I can hear what they are saying. They are going to kill us. It does not matter that we are only twelve and fourteen years old kids, or that we are not in any shape or form involved in the civil war crap. One of the men keeps saying, “Let’s peel these sons of the Queen of Bitches like bananas, and make them cry like little bitches like they taught us at West Point and Panama.” “NO, no, no,” said another voice, “We will just cut their head as usual, and leave them on the side-road of the Pan- Americana Boulevard for show, that’s it. Those are the orders of the Superior.”
Maximus continues: “I can feel the bumps of the road while I lie on the bed of the truck in fetus position, with my hands tied behind my back, chocking in my own blood. These men are taking us somewhere. I cannot think straight. I do not dare to open my eyes, fearing the consequences that it might bring me. Suddenly, the car stops. My heart begins to beat agitated wanting to come out of my mouth. I sob silently praying. Death is imminent and real, it is here, agony move stealthily into my soul. I am desperate, and want to scream. My friends and I are about to be beheaded, the feeling of it is terrifying. I try desperately to find an answer as to why this horrible thing is happening to us. We start crying and begging for mercy. Nevertheless, the more mercy we ask the more sadists and cruel the men dressed in black become. The air smells like fresh blood and dirt, nauseating. I wish my family were here to save me. It is almost dark, and I can see the orange Sun, and the blue-white clouds in the distance. I do not feel any part of my body anymore, although I am moving. I sense that a part of my being has already left my body.
Like a vision, I find myself up on a cloud; I can see my body walking to the slaughterhouse, with my friends behind me. Some of them can hardly walk, I try to help one of them but someone punches me on my face again and I fall the third time. From up here on the cloud, I can see everything clear as when I watch a movie seating in front of my TV, with the only difference that I am not enjoying the show this time. This time everything that happens to the actor is link to the spectator one way or another. I feel like I am dreaming, and just the thought of it temporarily stop my anxiety. I will wake up soon, I think to myself. Then, the pain of a machete cutting my throat makes me realize that I am not dreaming. I am awake, and I feel my body going on and off as streetlights during hurricane season, the pain and stupefaction is agonizing. I hear men laughing, goofing about who can use the machete the most effective way, and finish the job in one struck. The scene changes fast, then I am on my knees sticking my head out, waiting bravely to take my last breath of air before the guillotine (machete) finally divides me in two. I hear my friends crying hysterically, Simon’s front teeth are broken, and I can see his bloody teeth scatter all around me. I close my eyes, and get ready to meet my maker. Then, I hear a sound, as when an ax hit the root of a young oak tree in the forest. Suddenly, I see my head rolling Juan Baustista’s style, with its eyes wide open staring at me sadly, as if saying, 'Forgive them they do not know the dimension of the crime they are committing.'
Yet, I can still see the rest of my friends’ mutilated bodies resting on the side road; mine lies next to Santiago, our heads are 33 centimeters away from one another. The events keep happening so fast and so vivid that I think that eternity has stand still in agony mode. I tremble sweating, but my body is cold dead, I can see it next to Santiago’s. However, the sweating continues. At this moment, I hear the radio of the red Ford pick up truck saying, “Dragon! Dragon! Copy! You got the wrongs guys. Copy! Those boys are not the guys we are after. There has been an error in our report. Please return them to their families immediately. They are good family children, over.” Then, a long dark silence invaded the atmosphere. I could see everything but I wanted to close my eyes, and not observe. Then, I opened my eyes and saw the men without their masks on. The massage in the radio had transformed them. They are looking at each other in disbelief. Their faces look pale and full of remorse. They are all running amok pointing the finger at each others now, crying as if they have accidentally killed a brother or a son. The air smells like dry chrysanthemums flowers burning in an abandoned funeral home. I feel like telling them that I am alive, but I notice my friends are not with me. I get angry. I missed my friends. I can see the killers, but they can not see me. I feel like a ghost or a corp. I think I am dreaming. I am scare! It is dark in here! I can’t see! I scream, Jesus! Please! Take me out at once! Then, I woke up.”
There he was, Maximus Salvador swimming in his own thoughts and sweat, with his hands still holding his face. Forgotten memories of his childhood growing up during the war in El Salvador began to unravel within. The sound of machine guns, bomb droppings, bloody images, mother crying, and the images of dismembered young children being taken away from their parents came back to him at once. He thought of his friends, Abél, Simón, Francisco, Romero y Santiago, and the last soccer match they played together. He felt guilty as if he had anything to do with the bloodbath that day. He wished the men in black had killed him too. Why was he still living? He could not understand. These dreams were common years ago, now they were back stronger than ever. I wonder what he is going to do next. Who knows, he might write an autobiographical book about his experiences and use it as therapy for himself and others.
Finally, Maximus Salvador got up from his bed, shook his head, and headed for the shower singing a Gun’s and Roses’ song: “Knock, knock, knocking on heavens’ door! Hey! Hey! Hey! Hey! Hey!” He was no longer sweating. Once again, he’d beaten another demon, another dark night. He lit up a candle, did a prayer and went out to work to pretend all day how normal he was, asking himself if what he has is an illness or a voodoo job. In the US his condition is called post war traumatic stress syndrome, but in Salvadorian medical terms his disorder is still undiagnosed, never heard of, or ignored. The final result of such a Salvadorian medical attitude is the silence torment of thousands of individuals that isolate themselves, afraid of speaking out about the demons in their head causing them endless nightmares and an unhappy and unproductive life.

Amigo Imaginario

! Ládrame perro!
Muerde mi sombra
Persigue mi aroma
Juega con tu cola.

¡Brinca perro!
Aúllale a la luna
Cuéntale tus quimeras revolucionarias
Pero no le confieses tus mentiras
A no ser que lleve falda y pinta labios

¡Láteme perro!
Sueña conmigo
Copia mi talante y luego véndelo
Talvez consigas perra que te quiera
O quizá perro que te acompañe en tu mundo
En tu caverna funeraria de héroes de cartón

¿Por que te alejas Perro? Me desconoces
Ya no entiendes mis señales ni mis signos
Me miras de reojo y con el hocico abierto
Babeas y demandas que te odie.

¿Por qué Perro?

¿Por que adoras esa imagen de mono criollo pintada en esa camiseta?
Ya sé, te enoja mi misticismo, pragmatismo y salvajismo
Te marean los mares que navego, y los mundos que atravieso
Los rascacielos te dan vértigo, mejor prefieres una soga.

¿A donde vas Perro? ¡Ven acá?
¡No te vayas Perro! ¡Regresa Firulai!

¡Hay Dios santo, y yo que hago hablando solo!

Ahora que recuerdo, yo no tengo ningún perro.

Holy Fuck! Santo Polvo!


Holy Fuck! Ali Bababush and the 40 thieves.
By A.V
This piece has nothing to do with religion and everything to do with economics.



Dungeons in America, dungeons around the world
Dungeons for the underdogs, dungeons for the broke
Neo-inquisition guillotine
Is on the cover of every magazine

Holy Fuck!

Death, starvation, sorrow, destruction
Institutionalized oppression
Flamboyant execution
Unjustifiable malevolence
Buccaneers of nations
Balzebus incarnation
Injustice and treachery is their middle name
Dungeons in America, dungeons around the world

Saintly fuck! Masters of deception
Gold thirsty pigs flipping the world
Dripping blood decadence in all corners of Mother Earth
Polluting every inch of space

Holy fuck! Santo Polvo!
Ritualized feces, monopolized bankruptcy

Holy Fuck!
Stink in here
My head and yours
Have a prize tag attached to it
Did you know?

How much you want for your Ass?
Or Alcatraz!
Make up your mind pretty fast
The pigs are Mad

Mystical greediness
Kamikaze thoughts inducers
Genocide producers
Camouflage conspiracy
Double edge Meritocracy

Holy Fuck! Santo Polvo!
Bogus love with fake slogans
Neo-inquisition guillotine
Is on the cover of every magazine

I woke up this morning crucified on a cross
You looked at me and I looked at you
Then both looked up the sky and cried
Holy fuck! We’ve been sold!

Dungeons in America, dungeons around the world
Dungeons for you, and Me.
Line up and shut up! O Stand up and act up!
Line up and shut the fuck up! O stand up and act up!
I’ll do the latter. What will you do?

El Poeta Y El Poema

El Bardo y su Antífona
Feb,01,’09


Una idea, una pluma, tinta y papel
Un espejo, un verso, efigie y cincel
Risas, llantos, erotismo y locura
Musas, encantos, abismos y clausura

Una critica, un halago, un desaire matutino
Una alabanza, un desahogo tal soneto repentino
Noches negras, sol radiante mas un alma en pleno vuelo
Todo tiembla, todo arde, todo es vida y es anhelo

Dos amantes que se quieren, pero aun no se conocen
Brota el verbo, prende el fuego y pronuncian un belén
Llega en rima, llega en cuentos o ya sea en una prosa
Nace en tina, en los adentros, ‘Odiseando*’ una cerveza.

Incendian cielo, juzgan mundo… evangelizan infiernos
Ingenian flagelos, erutan rotundos y canonizan sus pernos
Rapsodas, bardos, trovadores, artistas y romanceros
Espíritus bohemios, innovadores, altruistas justicieros.

Así el poeta y su antífona se descubren de improvisto
Ya en el día, ya en la noche se diluyen muy de presto
Surge un grito, un susurro, una lágrima una queja
Brota un beso, un bofetón, un abrazo una congoja.


(*Odiseando, juego de palabras= O deseando)

Desnudate Que El Tiempo es Oro


Desnúdate, Que el Tiempo Se Nos Va.
Por Azael Vigil

Descótate, fémina artífice de mis escurridizos deseos impúdicos
Deja que mi mirada deslice por la cornisa de tu sexy culata
Y almorzar en la húmeda guarida de tu bello “biscochil*,” como un mamífero feroz y hambriento.

Desnúdate mi Lucha Villa Flor Silvestre, Tigresa de mis amores
Quiero fundirme en tu piel tal si fuese tinta en papel
Penetrar sin quedarte debiendo y descubrir la dulce pulpa de tu jugosa toronja
Que ambos gritemos a pulmón desnudo mientras cabalgamos nuestros cuerpos
Y saciamos el ciego deseo de nuestra inocente lujuria.

Encuérate y pierde el temor al que dirán
Solo somos tú y yo en esta odisea de delirios
Apriétame, si acaso tienes miedo
Muérdeme, si a tu boca se le antoja
Has ritos dionisiacos con mi elixir saliva
Y erige un templo al pagano Eros en mi nombre.

Estremécete, acariciando mi unicornio varonil entre tus lechosos labios prohibidos de Amazona rebelde.

Desnúdate, mi bella y adorada Eva.
Que no ves que ardo en las lumbres místicas de tus anchos y sabrosos pechos que fácilmente podrían acelerar mi tardío desarrollo púber tino.
Que no ves que el ritmo de tus substanciosas nalgas trastorna la castidad de mi locución
Volviéndome hereje e idolatro de tu silueta sensual.

Descótate y permíteme explorar de tu ser lo mas profundo
Donde ninguno te ha llegado
Donde nadie te ha adivinado
Hasta el ombligo de tu divina locura
Haciendo el amor sin paz ni cordura.

Desmaya embriagada de mi sudor y esperma mientras mi cuerpo da espasmos involuntarios ‘orgatomicos’* agonizando en la espuma de tu sexualidad.

Desnúdate, para poder comprender que Dios existe y que aun nos quiere
Desnúdate, concíbelo pronto, antes que llegue…… tu Pareja... o la mia.

La Ballena Blanca y Los Desaparecidos Cuzcatlecos

La Ballena Blanca y Los Desaparecidos Cuzcatlecos.
Por Azael Vigil 12/30/08


Allá por la década de los 80, muchos de los pescadores de la bahía de Jiquilisco estaban sumamente alarmados con la repentina aparición de restos humanos dentro de los animales marinos pescados durante la implacable noche. Pues es parte de la costumbre del lugar, pescar de noche con candiles caseros.
Doña Ursula, la esposa de Siriaco, el pescador con más suerte de la región, fue la primera en descubrir un dedo índice y una lengua color morada partida en forma de V. Todo sucedió cuando ella le abrió las entrañas a un pargo hermoso y pesado con intenciones de comer pescado frito esa noche. Allí estaban enredados en las tripas del animal acuático los restos antes mencionados.
“­­­­­­­­­­­­­ ¡Ave María Purísima! ¡Sin pecado concebido!”
“Han de ser de algún pescador ahogado.”
“¿Que hacemos Siriaco?”
Siriaco, con la paciencia reflejada en la frente, dando la impresión de las rayas de un acordeón centenario, volvió la mirada hacia al suelo y observando el dedo índice que por accidente o por intervención divina, daba la impresión de apuntar hacia el cielo como en la pintura de San Juan Bautista de Leonardo Da Vinci, de forma acusante dijo:
“Ursula, pone mucha atención a lo que te voy a decir. No podemos reportar este incidente a la policía por que esos ingratos son capaces de involucrarnos. Ya sabes como está esta mierda en el país.”
Pensó por un leve instante observando las nueve pulgadas de lengua y prosiguió:
“Esa lengua no parece de ser humano, mas asemeja una de culebra o de dragón. ¿No crees vos? “
“¿Entonces que hacemos Siriaco?”
“Quedarnos con el hocico cerrado mujer y darles cristiana sepultura a ese dedo y esa bendita lengua.”
“En esta clase de situaciones lo mejor es no decir nada.”
Dicho y hecho. La pareja siguió su vida como si nada hubiese sucedido.
Que conste que la actitud de esta pareja de pescadores no era maliciosa ni mucho menos pisirica, era simplemente su nato instinto de sobrevivir. La situación política y económica de todo el país durante este nefasto periodo de guerra, de haberse podido medir utilizando la escala Reichter, seguro hubiera sobrepasado el sismo mas catastróficos de la época. La muerte y la miseria convertida en pan de cada día.
De pronto, el mismo descalabrado fenómeno sacudía las aguas de Corral de Mulas, La Isla de Méndez, El Espíritu Santo, Puerto los Ávalos y Puerto El Triunfo. Los pescadores no hallaban que hacer ante la aparición de pedacitos de gente humana dentro de los, cada vez mas gordos y galanes, pescados de la región. El mito de Moby Dick, la ballena blanca que se comía a los hombres en el fondo del mar y luego los vomitaba por pedazos tomó vida propia. Muchos de los pescadores se retiraron para siempre de la pesca, asustados decidieron cambiar de profesión. Hubo mas de alguno que se atrevió a denunciar a las autoridades lo que estaba sucediendo en las aguas de la costa del Pacifico guanaco, pero fueron ignorados y hasta amenazados que mantuvieran la boca cerrada.
El miedo y el silencio se hicieron rey y ley en la bahía de Jiquilisco. Los pescadores originales de la región, en su mayoría gente humilde semi-analfabeta, abandonaron el área y se mudaron para el interior de los pueblos aledaños para nunca más comer pescado ni volver cerca del mar. Como es siempre de esperarse, la gente ambiciosa hace cualquier cosa con tal de hacer plata, y fue entonces que una nueva generación de pescadores surgió de la nada. A estos nuevos pescadores no les importaba comerciar con peces carnívoros, ni mucho menos creían en cuentos infantiles de ballenas blancas y pajaritos en cinta. Aun así, ellos no se atrevían a comer su propio producto.
Cada vez fueron apareciendo más peces. Cada vez eran más enormes y pesados. Las ganancias se multiplicaban y triplicaban al ritmo de la guerra civil. De repente, comenzaron aparecer camarones de un pie de largos sin contar la cabeza, y un sin fin de animales marinos jamás vistos en la área. San Salvador era el destino predilecto donde todos los pescadores encontraban mejor precio por sus pescas. Los mariscos, con su poder afrodisíaco era la debilidad de los altos rangos militares y por ende su dieta favorita. De esta forma, todos los pescadores tenían cliente asegurado, aunque no pagaran tan bien. Cuando los asesores militares extranjeros saborearon por primera vez los deliciosos mariscos come-gente, exclamaron, “this is the best seafood we’ve ever tasted. It is better than the one in Viet Nam, very sabroso.” A más de alguno de ellos se le ocurrió la lucrativa idea de exportar mariscos a la USA, volviéndose millonarios más rápido que pone un huevo una gallina. Mientras tanto, al pasar el tiempo, la tragi-cómica fábula de la ballena blanca tomó dimensiones fantásticas en los oídos de las gentes hasta el punto que todos terminaron creyendo que tan solo era un truco comercial perpetrado por militares para asegurarse el consumo exclusivo de la escandalosa producción de mariscos. Comer mariscos se volvió un oneroso esplendor. La mayoría de las personas no militares se abstuvieron de consumir tal caro producto.
Durante esta época de los 80, los periódicos internacionales y alguno nacional, reportaban un promedio de 3.000 muertos mensuales durante el conflicto civil. Si multiplicamos ese número por los doce meses del año nos da 36.000. Y si tenemos la visión y astucia de multiplicar 36.000 por los doce años de ofensivas que duró la guerra civil notaremos que la cifra es escalofriante. Y si le sumamos los DES/APARECIDOS la cifra adquiere dimensiones holocausticas. Cabe tener en cuenta que la versión oficial del gobierno Salvadoreño es que fueron 75 mil victimas. Y alegan con voz raquítica flórense de circo fantasmagórico que su versión esta respaldada con la evidente falta de pruebas que ayuden a localizar al resto de las victimas. “No cuerpo = no evidencia = no crimen,” resulta ser la suprema formula. ¿Dónde se encuentran los restos mortales de tales victimas? ¿Será que se los trago Moby Dick, la ballena blanca? ¿Será que…?
Sin embargo, años mas tarde después de la guerra, Ursula y Siriaco comentaban a sus nietos, con aires de historiadores pueblerinos, acerca de los peces come-gente.
“75 mil victimas dicen que dejo la guerra, pero yo les aseguro que la cifra ha sido adulterada.”
“Cállate el pico Siriaco, no asustes a los muchachitos.”
“Vos Ursula, siempre con tu miedo. La guerra ya acabó, podes hablar ahora.”
A todo esto, Justiniano, uno de los nietos que apuntaba a ser el primer miembro de la familia en asistir a la universidad, comentó:
“Siempre es así. Cada vez que el vencedor escribe la historia confunde/reduce el numero de sus victimas, pero cuando la victima o alguno de sus descendientes (como en caso del holocausto judío con su mas de cinco millones de victimas) escriben la historia, entonces el numero de victimas está mas cerca de la realidad.
Ursula trató de interrumpir a su nieto para que no fuera a meterse en problemas, o en camisas de once varas, que es lo mismo. El nieto carecía de temor en sus venas. Su primer semestre en la UCA (Universidad Centro Americana) lo había despertado del común letargo que acosaba a la nación y prosiguió su letanía:
“Aquí en El Salvador hubo un holocausto y punto. No importa lo que digan esos culeritos, mamaverga de pseudo historiadores de bolsillo lleno que se limpian el cuchinflay con las páginas reales de nuestra historia, añadiéndole sus prejuiciosas diarreas dialécticas a todo lo demás, asegurándose que las futuras generaciones desconozcan su propia realidad histórica. Muy pronto dirán que nunca hubo guerra, usted verá como mienten esos cabroncitos.”
Tiene razón el Justiniano tatita y mamita, contesta Parmenidas, el otro nieto, alistándose para cooperar en la tertulia casera a la orilla del mar. La luna estaba llena, parecía hecha de leche de cebra. Las estrellas semejaban candiles suspendidos en lo alto. La brisa, por momentos daba la impresión de coro angelical que va y viene perdiéndose en la espesura de la noche, pero de cuando en cuando la fuerza del viento rugía al ritmo de las olas que golpeaban la orilla del manglar en la distancia, causando escalofríos.
“La historia oficial que se escribe en El Salvador, está totalmente adulterada por la censura. Hay que leer la historia desde afuera del país para poder vislumbrarla bien. Por lo menos eso es lo que dicen los que han viajado al exterior.”
“Callate vos Parmenidas, no vayas aparecer a la orilla de la carretera con la boca llena de hormigas, o con la cabeza en la mano pidiendo cacao.”
“¿Por qué? Por decir la verdad. Fíjese nomás usted, de ser posible estos bárbaros omitieran la muerte de Monseñor Romero y la muerte de los Jesuitas y las monjas de los anaqueles históricos salvadoreños. Sabrá Dios cuantos patíbulos como el Mozote aun no han sido descubiertos por falta de testigos oculares. Imagínense ustedes abuelitos, que la historia oficial tiene al carnicero de D’abuisson, comparado internacionalmente con el “carnicero de Mauthausen” Aribert Heim, un gran admirador de Hiltler, como un ejemplar nacional. No cabe duda, aquí en El Salvador la historia tiene la profundidad de un charco pacho, donde solo los cisnes albos mojan sus alas para perpetuar su ascendiente vuelo a la eternidad, y no importa que sean zopilotes vestidos de cisnes. ¡El mar, hay si hablara la mar!
Todos callaron y se miraron uno al otro. La brisa nocturna de la bahía llenaba el silencio que calaba hasta el mismito tuétano de la columna vertebral. Solo se escuchaba la leve sinfonía de la leña verde junto con las palmeras de coco ardiendo en la fogata. Parecían meditar profundamente, al mejor estilo Juan Pablo II. El silencio preñó la noche y las esquirlas del pasado retozan desde el fondo del mar.
Dicen que por las noches el mar llora, como si el calcio de los huesos de los desaparecidos mezclados con la arena negra y el fango luto del manglar quisiera dar testimonio, o mantener viva la presencia de los mártires en silencio cuzcatlecos. Desde el fondo del mar se elevan esas voces del alma que aun se escuchan por las noches en la bahía, expresando en jeroglíficos milenarios, una plegaria al firmamento o quizás el último dictamen terrenal.
La ballena blanca… Moby Dick… ¡Hay si la mar hablara!